Espuma de salmón Imprimir
 
 
essalmon.jpg (3783 bytes)

Es una forma de preparación que los franceses y algunos cursis llaman mousse y realmente no entiendo la necesidad del empleo del galicismo cuando en español tenemos la palabra adecuada, espuma, que incluso le da algo de poesía al título del plato.
Esta es una receta muy fácil de hacer y que te dará fama de buena cocinera, un día que quieras quedar bien.

Ingredientes para 6 personas   Preparación

 
400 gramos de salmón fresco, sin piel ni espinas.
100 gramos de judías verdes.
2 zanahorias.
2 tomates rojos maduros.
1 botella de crema de leche (150 c.c.).
5 huevos (1 de ellos duro).
50 gramos de margarina.
2 ó 3 hojas de lechuga o escarola
Una taza de salsa mahonesa bien espesa.
Sal, pimienta y pan rallado.
 

En una cazuela poner el salmón, las judías verdes troceadas y los tomates cortados. Cubrir con agua, salar y ponerlo al fuego para que hierva durante unos 30 a 45 minutos. Cuando esté bien hervido, retirar el pescado y las verduras de la cazuela y desechar el caldo.

Poner en el vaso de la batidora, el salmón y las verduras hervidas, la crema de leche y las yemas de los huevos y batirlo todo bien hasta que quede una pasta bien fina y homogénea.

Batir las claras, a punto de nieve, y verter muy cuidadosamente la pasta, sin dejar de batir, para que las claras no se bajen.

Preparar un molde rectangular (de los de Plum cake), embadurnarlo con la margarina y espolvorear el pan rallado, de manera que forme una capa fina.

Verter la pasta en el molde y colocarlo al baño María, bien en una cazuela grande o en la bandeja honda del horno, con una cantidad de agua que no supere la mitad del molde.

Si se hace en el horno, mantenerlo en la parte media del mismo y a una temperatura de 250º Cº durante unos 30 a 45 minutos. Comprobar que está hecho pinchando con un cuchillo y si sale limpio es que ya está.

Colocar en el frigorífico hasta el día siguiente. Desmoldar sobre una fuente en la que se habrá preparado un lecho de lechuga o escarola cortada en juliana. Embadurnar con una salsa mahonesa bien espesa y cubrirlo con huevo duro finamente rayado. Se puede adornar además con una láminas de salmón ahumado.


Se sirve siempre bien frio.

 
Ultima actualización ( Domingo 10 de Enero de 2016 20:33 )