Caldo gallego Imprimir

Este es el plato mas popular de la cocina rural de Galicia. Plato sencillo que aprovecha los elementos que podían encontrarse en el propio huerto. Para su elaboración, lo ortodoxo es usar grelos (hojas de una especie de nabo que se da en Galicia), pero si no se encuentran se puede sustituir por repollo.

Ingredientes para 6 personas Preparación


300 gramos de alubias blancas.
3/4 kilo de patatas.
1 manojo de grelos.
400 gramos de hueso de cerdo (espinazo o costilla).
150 gramos de tocino salado.
250 gramos de carne de ternera.
1 chorizo gallego.
50 gramos de manteca de cerdo (unto).
Sal al gusto.
Dejar en remojo las alubias desde la noche anterior.
Poner al fuego una marmita u olla alta con unos 2,5 litros de agua, las judías, la carne, el chorizo y el hueso de cerdo. Cuando empiece a hervir, echar la manteca de cerdo y dejar cocer a fuego lento durante mas o menos 1 hora.
Echar los grelos, bien lavados y troceados y las patatas cortadas a trozos grandes. Salar y dejar cocer hasta que todo esté bien cocido. Para que quede mas espeso, se pueden sacar unas patatas y unas alubias y machacarlas con un poco del caldo y añadir esta pasta a la olla, mezclándolo todo.
De todo esto se sirve el caldo, las alubias, las patatas y los grelos, de lo demás se puede aprovechar la carne para hacer unas croquetas.

Se sirve en plato sopero, poniendo abundante caldo, las patatas, los grelos y las alubias.