Alboronía Imprimir

Esta receta es gentileza de nuestro buen amigo sevillano Joaquín M Rebollo, aficionado a la cocina y gran conocedor de la Historia de Andalucía.
El escritor y gastrónomo Nestor Luján, considera la alboronía (también llamada en algunos sitios Guisado de berenjenas) como la madre de todos los pistos. En este sentido, nuestro buen amigo Antonio Guerrero recuerda que su abuela que hacía una alboronía fabulosa, invitó a unos familiares de otras tierras, y al preguntar si les gustaba la alboronía , dijeron: Ah! sí, esto es pisto. Cosa que no era cierta.

Ingredientes para 6 personas Preparación


6 berenjenas medianas, alargadas y sin semillas
3/4 de kilo de pimientos verdes
3/4 de kilo de tomates
1/2 kilo de calabaza amarilla
1 cebolla grande
1 vaso de aceite de oliva
1 cucharadita de pimentón dulce
1 cucharada de vinagre
sal
Pelar las berenjenas y la calabaza y cortarlas en forma de dados no muy pequeños.
Lavar y partir los pimientos, quitarles las semillas y cortarlos a tiras.
Pelar y picar la cebolla. Escaldar los tomates, pelarlos y cortarlos en trocitos.
Poner una cazuela al fuego y echar el aceita, cuando esté caliente, echar los pimientos y rehogarlos; a continuación echar la cebolla y cuando quiera empezar a dorarse, echar los tomates, dejar rehogar unos 5 minutos y entonces añadir las berenjenas y la calabaza. Bajar el fuego, salar al gusto y añadir el pimentón. Remover con una cuchara de palo, mezclándolo todo, de forma homogénea y añadir el vinagre. Volver a remover para que el vinagre se mezcle bien, tapar y dejar a fuego lento hasta que todo esté bien cocido, pero sin deshacerse.

Pelar las berenjenas y la calabaza y cortarlas en forma de dados no muy pequeños.
Lavar y partir los pimientos, quitarles las semillas y cortarlos a tiras.
Pelar y picar la cebolla. Escaldar los tomates, pelarlos y cortarlos en trocitos.
Poner una cazuela al fuego y echar el aceita, cuando esté caliente, echar los pimientos y rehogarlos; a continuación echar la cebolla y cuando quiera empezar a dorarse, echar los tomates, dejar rehogar unos 5 minutos y entonces añadir las berenjenas y la calabaza. Bajar el fuego, salar al gusto y añadir el pimentón. Remover con una cuchara de palo, mezclándolo todo, de forma homogénea y añadir el vinagre. Volver a remover para que el vinagre se mezcle bien, tapar y dejar a fuego lento hasta que todo esté bien cocido, pero sin deshacerse.