Skip to content
Inicio Salsas Salsa para la "calçotada"
Salsa para la "calçotada" Imprimir Correo electrónico
 

Esta receta la aprendí de María Abella de Barberà de la Conca, un precioso pueblo de la provincia de Tarragona, en la comarca de la Conca de Barberà.

Los "calçots" son un tipo de cebolla (Cebolla blanca tardía) que se cultivan de una forma especial, calzando la tierra sobre la planta (calçar la terra), para que se den unos tallos blancos de unos 15 a 25 centímetros. Su cosecha va desde enero, hasta pricipios de la primavera. Es propio de las comarcas del interior de la provincia de Tarragona y las colindantes de Lérida. Los de Valls tienen incluso denominación de origen. Actualmente es fácil encontrar calçots en grandes superficies, incluso fuera de Cataluña, y además, existen empresas que los venden por internet y los envían a cualquier parte de España (www.3pfruits.com; www.calsot.com).

La "calçotada", es una comida campera que consiste en asar los calçots en una fogata hecha con sarmientos de las vides y una vez limpios de la parte quemada, se comen mojándolos en una salsa especial. Esta salsa es parecida al romesco, con ligeras diferencias y procede de la salvitxada de Valls. Se podría decir que existen tantos tipos de salsa, como personas que las hacen, hay quien le añade alguna guindilla. Yo he querido permanecer fiel a la receta original, en memoria y homenaje a María que hace ya algún tiempo que nos dejó (que al cel sigui).

La comida se completa con chuletas de cordero, butifarras, chorizos y demás componentes que una vez asados los calçots, a la llama viva, se van asando en las brasas restantes. No tiene desperdicio colocar unas alcachofas en los extremos de la parrilla, para que se vayan haciendo poco a poco.
Si no se dispone de "calçots", la salsa puede ser usada igualmente para acompañar cualquier tipo de asados de carne a la brasa (barbacoas, parrilladas, asados argentinos, etc.).


Ingredientes   Preparación

 

200 grs. del almendras crudas, peladas y sin sal
100 grs. de avellanas peladas
8 tomates rojos maduros
2 huevos
3 ñoras
1 cabeza de ajos
1 rebanada de pan
1 vaso de aceite de oliva virgen (si puede ser variedad arbequina, mejor)
3 galletas María
Sal al gusto

 

 

A los tomates, sin pelar, se les hace un corte en estrella y se colocan en la bandeja del horno, sobre papel de aluminio. Los ajos se pelan, se reservan un par de dientes y el resto se ponen también en el horno a 180º Cº. La rebanada de pan, también se puede meter un ratito en el horno, hasta que esté ligeramente tostada. Vigilar para que los ajos no se doren demasiado y los tomates no pierdan demasiado jugo. Los tomates, una vez asados (escalivats) se pelan y se les quitan las semillas, pero no hace falta que sean todas y se reservan.

Poner al fuego un cazo con agua y echar los huevos y las ñoras. Cuando los huevos esté duros, se sacan, se pelan y se reservan las yemas. Las ñoras se sacan, se cortan y se les quitan las semillas, con una cuchrilla, se rasca el interior para obtener la pulpa que se reserva.

La rebanada de pan se moja con el vinagre y se reserva.

Antiguamente, todo el procesado de la salsa se hacía a golpe de mortero, con mucha paciencia. En la actualidad, bien con batidora o con Thermomix, se prepara en un santiamén.

Colocar en el vaso, los tomates, los ajos crudos y los asados (al gusto), la rebanada de pan mojada con vinagre, las yemas de los huevos, la pulpa de las ñoras, las almendras y las avellanas. Comenzar con una velocidad media, añadir la sal y las galletas María. Ir vertiendo el aceite suavemente, para que se vaya integrando todo.

Ir probando la velocidad de batido, para que quede una masa rugosa, que se noten los frutos secos y suficientemente espesa para que se pegue a los calçots. Rectificar de sal.


Se sirve fría y está buena hasta con pan.

Ultima actualización ( Jueves 31 de Marzo de 2016 20:31 )
 

Usuarios online

Tenemos 88 invitados conectado